la situación actual

A pesar que la medicina moderna es excelente en el manejo de las crisis médicas agudas gracias a todos los avances tecnológicos, biomédicos y ciertos enfoques farmacológicos actuales para restaurar la salud, existe un claro incremento de enfermedades crónicas, tales como las enfermedades del corazón, el derrame cerebral, el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas, la diabetes y la obesidad, las cuales están destruyendo la calidad de vida y recortando la existencia de millones de personas en el mundo entero.

 

  • Las enfermedades cardiovasculares (especialmente las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares) son responsables del 30 % de todas las muertes.

 

  • El cáncer es la primera causa de mortalidad globalmente (Informe de la OMS, 2013), la segunda causa de muerte en los EE.UU. (25 % de todos los fallecimientos, 1 de cada 2 hombres y 1 de cada 3 mujeres son diagnosticados durante su vida (Informe NCI, 2013).

 

  • Las enfermedades respiratorias crónicas y la diabetes son igualmente causas importantes de mortalidad. 

 

La contribución de la diabetes es subestimada dado que las personas pueden vivir durante años con diabetes y sus muertes se registran generalmente como causada por una enfermedad cardíaca o por una insuficiencia renal.

 

La obesidad es una epidemia y ella no se limita a las sociedades industrializadas. A partir del ano 2000, el número de adultos obesos se ha incrementado por más de 300 millones de personas. 

 

Basta con mirar a los informes oficiales de instituciones oficiales de renombre internacional tales como la OMS, instituciones nacionales de salud (NHS en Inglaterra, NIS, y NCI en los EE.UU., así como muchas otras) para poder apreciar con más detalle las estadísticas y la gravedad de las progresiones actuales.

© dr luis eduardo cardona-sanclemente 2018